Nuquí es una de las pequeñas porciones del mundo reconocidas por ser un paraíso natural. Si bien Colombia ocupa el 0,7% de la superficie terrestre y alberga el 10% de riqueza biológica mundial de fauna y flora, el Chocó biogeográfico tiene el mayor grado de biodiversidad del país y el de mayor endemismo de todo el planeta. En esta zona, Nuquí se extiende entre bosques tropical húmedo y tropical muy húmedo, ubicados al pie del monte, los cuales cuentan con el índice de pluviosidad más alta del planeta, cerca de 13.000 mm anuales.

Hace parte del Corredor de Conservación BIológica Panamá – Chocó – Manabí, un cordón natural que alberga el mayor porcentaje de biodiversidad del planeta. Una ecorregión de 6000 kilómetros cuadrados que se extiende sobre la costa occidental colombiana, desde el suroeste panameño hasta el nororeste del Perú, caracterizada además por la presencia representativa de comunidades mestizas, indígenas y negras; pero además, por ser una zona de transición entre dos ecorregiones terrestres. Nuquí es uno de los destinos colombianos de mayor contacto con la naturaleza, donde donde la selva virgen y el Oceáno se funden y donde el hombre ha procurado el equilibrio.

El pacífico colombiano es más es que el destino migratorio de la Yubarta, de Caguamas y de aves. Es un territorio donde el hombre y la naturaleza deben convivir armónicamente. Nuquí es para quienes que buscan experiencias renovadoras, lejos del ritmo acelerado de las ciudades, un lugar para prácticas sostenibles y sustentables. Donde la naturaleza exhibe su renovación constante, en las playas, en las huellas del cangrejo hermitaño zurcando la arena. Nuquí es un paraíso imperdible. Para un nuevo conocimiento, para la vida y el amor en todas sus formas.

Fuentes:

  • https://www.elespectador.com/noticias/medio-ambiente/un-viaje-biodiversidad-articulo-566920
  • https://www.grain.org/es/article/entries/976-en-el-nombre-de-la-conservacion-de-la-biodiversidad