El descubrimiento del océano Pacífico por Vasco Núñez de Balboa en 1513 marca el inicio de una nueva realidad para el mundo. Con motivo de su 500° aniversario, los destacados historiadores británicos como Hugh Thomas más o Fernández Armesto han analizado el descubrimiento y sus  personajes; lo que significó para las ciencias, su evolución, su impacto en el comercio y la geopolítica.

Vasco Núñez de Balboa emprendió la conquista de los territorios de los caciques Careta, Ponca y Comagre, y allí escuchó por primera vez la existencia de una gran extensión de agua y de un reino al sur de la población tan rica que utilizaban vajillas y utensilios de oro.

Así, Vasco Núñez de Balboa preparó una expedición que partiría de Santa María la Antigua el día primero de septiembre de 1513, en una navegación de 6 días a la que seguiría una complicada travesía a pie, a través de la selva. El día 25 de septiembre, Núñez de Balboa se adelantó al resto de sus hombres internándose en la Cordillera del río Chucanaque, para antes del mediodía llegar a la cima de la Cordillera desde dónde vio en el Horizonte las aguas de un nuevo e inmenso mar.

Cuando la expedición llegó a la playa, Núñez de Balboa penetró en las aguas hasta sus rodillas y tomó posesión del Mar del Sur el nombre de los soberanos de Castilla, bautizando ese golfo como San Miguel, y al nuevo mar como Mar del Sur. Este extraordinario hallazgo es reconocido universalmente y muy particular en la historia de Panamá, como el capítulo más importante de la conquista después del descubrimiento de América.

A partir de ese momento cambiará la historia de la humanidad. El descubrimiento del nuevo océano abrirá nuevas rutas, dar a conocer nuevas culturas, etnias y formas de vida, así como inimaginables cambios económicos, sociales y políticos que permitirán un encuentro global y un extraordinario intercambio de personas y bienes hasta entonces desconocidos. Sin duda, el océano Pacífico abrió vías a la modernidad y al comercio mundial. Surgieron nuevos pensamientos, inventos, teorías científicas, y la geografía mundial sufrió un giro espectacular.

Se impulsaron magnus obras y construcciones que en lo que a Panamá se refiere llevar un posteriormente a la construcción del ferrocarril transístmico y el canal interoceánico.

El océano Pacífico es el mayor de la Tierra, ocupa la tercera parte de su superficie terrestre con unos 165,7 millones de kilómetros cuadrados. Se extiende unos 15400 km desde el mar de Bering y el Ártico en el norte, hasta los márgenes del mar de Ross en la Antártida en el Sur. Su mayor anchura casi 20000 kilómetros se extiende desde Indonesia hasta las costas de Colombia y Perú. El Pacífico contiene unas 25000 Islas, más que todos los demás océanos del mundo juntos, casi todas en latitud Sur. El punto más bajo de la superficie de la corteza terrestre, la fosa de las Marianas, se encuentra en el. Su profundidad media se estima en 4280 metros y el máximo, Abismo de Challenger, alcanza 11034 m. La mitad de todos los recursos de agua del planeta están en el Pacífico.

El Pacífico asiático es el lugar donde se encuentra el centro de gravedad de la economía mundial. Se caracteriza por ofrecer unos ventajosos costes de transporte entre las regiones costeras orientales y occidentales. Las principales rutas comerciales 1 en puertos como los de Bangkok en Tailandia, Hong Kong en China, Los Ángeles en Estados Unidos, Pusan en Corea del Sur, Sydney en Australia, Vladivostok en Rusia, Wellington en Nueva Zelanda, y Yokohama en Japón.

Para el sector marítimo mundial los puertos ubicados en el Pacífico y el tráfico marítimo por sus aguas son los más importantes.